• La Coope Agua de Oro, El Manzano y Villa Cerro Azul
  • coopadoro@agoro.com.ar

¿CUÁLES SON LOS VERDADEROS INTERESES?

  • Febrero 2020 | Victor Michelli

¿

Por qué se hace un Acueducto?

Puede haber disímiles interpretaciones, pero de algo estamos seguros, no se hace para solucionar un problema individual, sino uno colectivo.

Si nos enfocamos en la construcción del acueducto Candonga - Agua de Oro, en ese momento se pensó como la gran solución, una obra que vendría a satisfacer la necesidad de abastecimiento y mejor calidad de agua para tres localidades. Esta obra, sin duda, fue ponderada tal cual lo merecía, con el paso del tiempo se reafirma su importancia.

Después de muchos estudios realizados, se concretó el proyecto de instalarlo en la cuenca alta, ya que no se encontró otro espacio más favorable; y no habiendo muchas más opciones, especialistas consideraron que el Acueducto debía instalarse donde se encuentra en la actualidad.

¿En qué radica su importancia?

Como primer aspecto tenemos que mencionar el suministro de agua para una importante cantidad de usuarios de Agua de Oro, El Manzano y Villa Cerro Azul, pero no se agota solamente en ello sino en la calidad de la provisión.

Como segundo aspecto se valoriza el acueducto como un bien común, donde el esfuerzo para construirlo fue de toda la población, a tal punto que la obra es estatal para garantizar este recurso a la totalidad de la población, donde la Cooperativa sólo es concesionaria de un bien del Estado, el agua es un recurso natural de todos y, empíricamente, podemos considerarlo un derecho humano.

¿Qué intereses tiene TICUPIL S.A.?

La empresa inmobiliaria propietaria y responsable del loteo de Candonga, nuevamente intenta dejar de lado la necesidad del bien común, por intereses individualistas que favorecerían a un sector elitista en desmedro del resto de la población.

Afirmamos esto porque subyace una presión de esta empresa que intima a la Cooperativa al desalojo de las cámaras de inspección del acueducto para negociar algo que es innegociable: el bien común y la defensa del agua como recurso vital.

Hacemos hincapié en esta situación porque lo que Ticupil S.A. pretende anularía uno de los sólidos argumentos en que se sostiene el cooperativismo: el cuidado de los recursos naturales.

Sirva esto para ponernos en alerta y para que la población tome conciencia de la situación.

Te gustó la nota? Compartila: