• La Coope Agua de Oro, El Manzano y Villa Cerro Azul
  • coopadoro@agoro.com.ar

TICUPIL INTIMA A LA COOPERATIVA

  • Febrero 2020

I

nformamos a nuestros socios que hemos recibido el 9/01/2020 una Carta Documento enviada por la empresa Ticupil S.A. con motivo de intimarnos a retirar en el plazo de 15 días hábiles, tres cámaras de inspección ubicadas en su propiedad.

Ante esta intimación la Cooperativa responde la carta documento y solicita la urgente intervención de la Administración Provincial de Recursos Hídricos (APRI) y de el Secretario de Recursos Hídricos, Ing. Edgar Casteló.

Ante esto, ponemos en conocimiento a los socios de la situación por la que atravesamos.

¿QUÉ SOLICITA TICUPIL?

En la Carta Documento, el apoderado de Ticupil S.A. expresa que nosotros estaríamos “ejecutando una nueva traza del acueducto existente por cercanía a la Estancia Santa Gertrudis de la localidad de Candonga”, y que habría 3 cámaras de inspección que estarían “invadiendo propiedad privada”, nos intiman para que en 15 días hábiles administrativos retiremos de su propiedad dichas cámaras.

Se trata del Acueducto Candonga-Agua de Oro, que provee de agua potable a miles de personas distribuidas en las localidades de Agua de Oro, El Manzano y Villa Cerro Azul.

ACUEDUCTO

Este acueducto se construyó en el año 1998 y desde esa fecha se encuentra funcionando para proveer de agua potable a la población.

En el año 2018, el Sr. Berardi nos intima a sacar de su propiedad un tramo de unos metros del acueducto que pasa por un sector de su lote.

CASO BERARDI

Recordamos que los dueños titulares de las tierras en el momento en que se contruyó el acueducto firmaron un acuerdo donde autorizaban de por vida el paso del caño del acueducto por su lote, cediendo los derechos a la Cooperativa. Sin embargo, el Sr. Berardi, desconociendo el acuerdo efectuado por su familia, llevó a juicio a la Cooperativa, y el juez ordenó finalmente desalojar ese tramo del acueducto.

La Cooperativa procedió a dar cumplimiento a dicha sentencia, se compraron los materiales, se alquilaron las máquinas, y se acudió al lugar a realizar el trabajo, previo aviso a todos los actores involucrados.

Una vez en el lugar, necesitábamos la autorización de la empresa Ticupil S.A. para conectar el nuevo tramo, sin embargo el apoderado de la empresa ordenó no permitir el paso a los empleados de la Cooperativa, frustrando de esta forma la posibilidad de cumplir con la sentencia que ordenaba el desalojo.

Esto fue notificado al juez quien ordenó el desalojo. Llamativamente ahora nos llega esta Carta Documento, con un pedido similar efectuado por el Sr. Berardi, con la diferencia que los derechos sobre el espacio en donde se encuentran dichas cámaras, se ha consolidado por el paso del tiempo a favor de nuestra Cooperativa.

Es decir, se trata de un acueducto que tiene más de 22 años en el lugar. Pero además, y sobretodo, nuestro contrato de Concesión establece claramente que el Acueducto será de propiedad del Estado Provincial, el mismo se encuentra circunstancialmente concedido a nosotros.

¿QUÉ DICE EL CONTRATO DE CONCESIÓN?

Por Decreto del Poder Ejecutivo Provincial N° 918 de Agosto del 2004 se aprobó el Contrato de Concesión para la captación, conducción, potabilización, distribución y comercialización del agua para el consumo doméstico, comercial e industrial y demás que fueren necesarias para la prestación del servicio público de suministro de Agua Potable a usuarios de las Comunas de Cerro Azul, El Manzano y la Municipalidad de Agua de Oro.

Este contrato fue suscripto con fecha 2 de junio de 2004 entre la Provincia de Córdoba y la Cooperativa.

NUESTRAS RESPUESTA A TICUPIL

Ante la recepción de la Carta Documento enviada por Ticupil S.A. en enero de este año, precedimos a contestar la misma con el siguiente texto:

“Negamos por improcedente, falaz y temeraria su carta documento de fecha 7/1/2020, recibida por nosotros con fecha 9/1/2020. Negamos que estemos ejecutando una “nueva traza del acueducto existente por cercanía a la Estancia Santa Gertrudis de la localidad de Candonga”. Negamos estar invadiendo propiedad privada como usted dice. Negamos, además, que esas cámaras impidan la “ejecución de proyectos por parte de la empresa”. Respecto del triducto, negamos enfáticamente daños en el mismo. No nos constan, además no tenemos responsabilidad del mantenimiento del mismo. Negamos también por falaz que la Cooperativa tenga “absoluta indiferencia”. En consecuencia intimamos a cesar en estas actitudes que exceden el marco de cordialidad con el que siempre hemos atendido todos sus reclamos como socios y usuarios. Informamos a Ud. de paso que, según el contrato de concesión, el acueducto y sus partes serán finalmente propiedad de la Provincia de Córdoba, por lo que cualquier reclamo o requerimiento referido a el deberá dirigirlo a las autoridades pertinentes de la misma "Queda usted debidamente notificado”.

Te gustó la nota? Compartila: