• La Coope Agua de Oro, El Manzano y Villa Cerro Azul
  • coopadoro@agoro.com.ar

SERPIENTES DE SIERRAS CHICAS

  • Diciembre 2019

E

n esta época de primavera / verano, las serpientes (culebras, víboras y corales) están más activas ya que salen de la latencia del invierno y comienzan a aparearse y a buscar alimentos. Revista Conexión dialogó con la Dra. Paola Carrasco, vecina de Agua de Oro, especialista en herpetología y específicamente en serpientes venenosas; y con la Dra. Cristina Torres, jefa del Dispensario Municipal de Agua de Oro.

Paola Carrasco es Doctora en Biología, Especialista en Herpetología (estudio de anfibios y reptiles) y actualmente es docente en la UNC e investigadora del CONICET.

Ella advierte que hay que saber diferenciar a las especies venenosas de las que no lo son, y describe algunas características que ayudan a reconocerlas y clasificarlas:

“Serpiente es un nombre general que se usa para nombrar a todo reptil que no tiene patas, este nombre comprende a las Culebras (no venenosas), Boas (no venenosas), Víboras (venenosas) y Corales (venenosas).”

Paola Carrasco describe didácticamente cada tipo:

“Las Víboras venenosas más frecuentes en Sierras Chicas son la yarará chica y la yarará ñata. Tienen como característica común un aparato bucal específico que les permite inocular el veneno de una forma muy sofisticada con un colmillo móvil, por eso se dice que pica y no muerte, no tiene una mandíbula de dientes, sino colmillos muy bien desarrollados, con la punta como de jeringa.

La Coral es una especie que también se encuentra en nuestra zona, tiene otra estructura con un colmillo que no es móvil, por eso las corales muerden, no pican, sin embargo su cabeza es muy pequeña, por lo tanto no son tan comunes las mordeduras de esta especie.

Las Culebras son el grupo mayor y si bien no son venenosas, algunas son de importancia médica. En este grupo se ubica a la falsa yarará o culebra sapera, esta es la más común de encontrar, y también hay dos tipos de falsa coral.

La mayoría de las serpientes que encontramos en la zona no son venenosas.”

¿QUÉ CUIDADOS DEBEMOS TENER?

“Es fundamental tener el perímetro de la casa limpio y despejado de leña y restos de construcción, porque eso atrae cuises y ratas, y los roedores son el alimento principal de las víboras, esa es la primera prevención. La segunda es no meter las manos donde el ojo no ve, fundamentalmente debajo de las piedras y en los huecos”, asegura la especialista.

¿QUÉ HACER SI VEMOS UNA SERPIENTE?

Para quienes se animen la sugerencia es “con un gancho tipo L, es decir con un palo de por lo menos 1 mt. que tenga un fierrito perpendicular en la punta, se debe levantar la serpiente desde atrás, ubicando el gancho en el tercio anterior del cuerpo, así queda equilibrada y luego colocarla en un tacho de 20 lt. con tapa y soltarla a un lugar alejado de lo urbano.

La otra opción es ahuyentarlas, pero la Dra. Carrasco recomienda no matarlas ya que las víboras son, en el ecosistema, las principales controladoras de las poblaciones de roedores.

¿QUÉ HACER SI NOS PICA O MUERDE UNA SERPIENTE?

La Dra. Torres sugiere que “el paciente siempre venga al centro de salud para hacerle los primeros auxilios y luego ser derivados con ambulancia y médicos, es decir con servicio de emergencia.

Además informa que cuando ingresa al Dispensario un paciente con picadura de víbora se hacen dos cosas simultáneamente: “en enfermería se controlan todos los signos vitales del paciente, se identifica el lugar de la picadura, se higieniza la zona de le lesión, se consulta sobre sus síntomas, se coloca una vía de suero preventivamente, se vacuna con antitetánica en caso de que no la tenga, es decir se hacen los primeros auxilios. Pero como es un paciente que tiene que ir a un segundo o tercer nivel de atención, en paralelo trabajamos con el servicio telefónico de derivación de pacientes, se destina al paciente a una segunda atención donde le colocarán suero antiofídico según la picadura de víbora”

La profesional enfatiza que “no se recomienda la succión de la herida, ni colocación de elementos que puedan contaminar la lesión como azúcar, pimentón, aloe vera, y nunca hacer torniquetes en lugares cercanos a la lesión.”

¿POR QUÉ EL DISPENSARIO NO DISPONE DE SUERO ANTIOFÍDICO?

El suero antiofídico es una indicación del segundo y tercer nivel de atención, porque al ser un elemento extraído del animal ponzoñoso, es un elemento extraño para el cuerpo y no todos los pacientes reciben el suero de la misma forma, a veces se hacen shock anafiláctico es una indicación de internación por eso no se tienen suero disponibles en los centros de salud de primer nivel como el Dispensario, en la zona el Hospital de Jesús María es el Hospital Cabecera del Departamento Colón con sueros tanto de víboras como de arañas y alacranes, también se deriva al Hispotal de Niños y si es embarazada al Materno Neonatal, esos protocolos ya están armados, pero siempre estamos comandados por el Centro de Derivación de Pacientes que es quien determina en cada caso puntual.

DATOS ESTADÍSTICOS

“Las estadísticas que manejamos -asegura Torres - nos muestran que en los últimos 10 años hemos tenido un sólo paciente accidentado con picadura de víbora yarará chica, en este caso ha sido en la mano, fue derivado a Jesús María y atendido allí por el equipo del Hospital Rawson, especialista en picaduras.”

Te gustó la nota? Compartila: